Ene
26
2007
1

Calabaza

Mi Poderoso Wild Spirit perdió el su poderío y su espíritu en días pasados, por lo que me vi en la forzosa necesidad de retacar las tarjetas de crédito para adquirir un seminuevo vehículo, que por la premura del tiempo resulto ser un nissan sentra verde.
Siguiendo la tradición comenzada con mi primer carro, procedí a internarme en mi lugar zen a fin de entrar en contacto con el todo y que un nombre adecuado para el recién llegado se me presentara ante mi.
Después de largas jornadas de ayuno y vida ascética la luz ilumino mi mente y el flamante nombre salio de mis labios sin solicitarlo: El Avispón Verde.

Era perfecto, el avispón verde era contemporáneo del batman panzón de los 70’s ya podía oírme tarareando el tema del programa mientras emulaba las omatopeyas de bruce lee (aka Kato) mientras rebasaba a algún rezagado y lento carro en la vía rápida de Tijuana.

Todo lo anterior sonaba de maravilla, hasta que llego una fatídica tarde del agónico año 2006, Magally pronuncio las terribles palabras que aún hoy día cimbran mis tímpanos y que ahora reproduciré si me alcanzan las fuerzas… “nos vamos a ir en “calabaza”. Cuando yo, crédulo aún pregunte a que se refería con irnos en calabaza ella respondió acompañando su sentencia con una amplia sonrisa que me desarmo por completo: “tu carro se llama calabaza”.

Con el acelerador al fondo, calabaza derrapa llantas dejando tras de si una estela de humo y olor a gaucho quemado mientras Larlok tararea el tema de “Salad Garden” al caer la tarde en la carretera Escénica Tijuana-Ensenada, cinturones de seguridad abrochados, sin rebasar los 120km/hr. No es lo mismo, no hay malosos maletas, no hay genios locos queriendo dominar al mundo, no hay gritos de karate.

Ni hablar. Calabaza manda saludos, muchas historias de ensaladas nos aguardan en esta nueva aventura.

Written by Larlok in: General | Etiquetas: ,

Powered by WordPress | Aeros Theme | TheBuckmaker.com WordPress Themes